Sobre los/as niños/as asesinados/as por el Estado en chile: de la dictadura a nuestros días


La instauración del actual modelo económico en Chile, se hizo imponiéndose a través del terrorismo de Estado, el cual no discriminó a la hora de reprimir, torturar y hacer desaparecer a miles de chilenos y chilenas que de alguna manera u otra manifestaron su rechazo al criminal actuar de la dictadura cívico-militar al mando de la junta militar liderada por Pinochet


Según cifras del Informe Rettig se certifican 307 casos de menores de 20 años ejecutados, niños de seis meses hasta la adolescencia, de los cuales se desprenden 75 casos de infantes detenidos desaparecidos. Por su parte, el Informe Valech sumó un anexo con 102 casos titulado “Menores de edad detenidos junto a sus padres o nacidos en prisión”, sin embargo, en estas cifras no se logra dar evidencia del daño psicosocial que afectó a millones de niñas y niños que lamentablemente crecieron durante ese oscuro período de la reciente historia de Chile, tampoco han existido procesos de reparación a las víctimas.


Hoy si bien la situación es distinta, los efectos modelo económico neoliberal trajeron consecuencias no muy favorables para la infancia y la adolescencia de los sectores vulnerables. En la actualidad en chile las políticas de infancia han fallado y así lo reconocen todos/as. En este sentido, podemos identificar que son las condiciones estructurales de todas las instituciones, públicas y privadas, que deben garantizar la protección y los cuidados para toda la infancia. El resultado de las investigaciones sobre las políticas de infancia en Chile es realmente inhumano, Según la ONU, el Estado de Chile viola los derechos de las niñas, niños y adolescentes que tiene que proteger y lamentablemente hoy, al igual que en dictadura, se vulneran sistemáticamente los derechos de la infancia y adolescencia. Por lo tanto, mientras el neoliberalismo crea pobreza y las condiciones de vulneración de miles de niñas, niños y adolescente, el Estado atenta en contra de sus derechos.


En cuanto a la violación de los derechos humanos entre la dictadura y el Chile actual, solo han cambiado las formas.