La libertad a los Presxs Políticxs: la gran tarea pendiente

Por Jorge Cisternas, equipo LTB.

La situación de los presos políticos esta semana se jugó en distintos planos y sigue siendo fundamental a la hora de determinar el quehacer político y las posiciones que existen al respecto.

Ya el día lunes el presidente electo, Gabriel Boric, emplazaba al Senado para que apresurara el trámite en torno al indulto que se discute en la Comisión de Constitución de la Cámara Alta.  

“Hago un llamado enfático a los senadores a que esto se resuelva en el mes de enero, esto no puede seguir esperando”.

La premura con que Boric quiere que el tema se resuelva puede tener distintas motivaciones. Por una parte, el encontrarse con la situación abierta al comenzar con su mandato no es el escenario ideal para el nuevo presidente y, por otra parte, es evidente que si la situación no se zanja en enero los presos y sus familiares tendrán que seguir esperando la discusión sobre el indulto hasta marzo.  

Aun así, el camino burocrático no es fácil. El proyecto requeriría de 26 votos y la actual oposición sólo tiene 24, y el que 2 senadores oficialistas voten a favor, es algo que se considera tremendamente difícil.

Por otra parte, la manifestación en la calle no cesa (aunque tenga muy poca cobertura en los medios oficiales). El pasado martes 11 de enero, se dio inicio a la campaña “Ni un día + en la cárcel” en donde más de una decena de organizaciones se reunieron en un mitin y realizaron punto de prensa a eso de las 18:30 horas en Plaza de Armas de Santiago, luego iniciaron una marcha hacia la Alameda para terminar en Plaza Dignidad demandando la libertad, no sólo de los llamados presos de la revuelta, sino que también exigiendo la libertad sin condiciones de todos los Presos Por Luchar, incluyendo a los presos políticos previos a la revuelta y a los presos políticos mapuche.

Posteriormente, el pasado jueves 13 de enero, familiares de los presos de la revuelta se reunieron con el equipo de Boric para exponer la necesidad del indulto general.

Mónica verdugo, madre de un prisionero político, indicó lo siguiente respecto al encuentro:

“Giorgio Jackson asumió el compromiso de que cuando asuman el Gobierno sacarán las querellas por ley de seguridad del Estado para que puedan haber cambios en las medidas cautelares en los chicos que están con prisión preventiva”.

 Al parecer el compromiso queda bastante corto en relación a la necesidad de liberación sin condiciones de los héroes de la revuelta, porque como bien lo manifiesta la misma Mónica:

“No pueden pasar más tiempo presos, los chiquillos ya llevan más de dos años en esta situación”.

Limitarse a eso sería una muestra bastante mezquina de voluntad política de un gobierno que necesita dar muestras de gobernabilidad y estabilidad a los dueños del país. Podría no ser casual que en el mismo momento en que los familiares de los presos se reunían con el círculo cercano de Boric, este se encontraba en el Encuentro Nacional de la Empresa (ENADE, 2022) junto al gran empresariado.   

Así, mientras todo esto ocurre, lamentablemente muchos de los que abrieron este nuevo escenario político por medio de la revuelta, siguen cautivos y utilizados como ejemplo de escarmiento por la máquina estatal. Realmente, no se lo merecen.