¿Por qué es tan despreciada la figura de CRISTIAN Norambuena EN PUDAHUEL?

Por Francisco Mino

Como ya muchos sabrán las elecciones municipales están a la vuelta de la esquina. Muestra de ello es la clara invasión de propaganda electoral en las calles de Pudahuel.
Si bien el hecho de que exista o no propaganda electoral no es un factor que llame la atención de nadie, lo que genera repercusión a la visual es la gran cantidad de propaganda destruida, pues como no ha pasado antes hemos visto que en este proceso existe un candidato favorito en cuanto a destrucción de propaganda se refiere: dicho candidato es el Sr. Cristian Norambuena.
En razón de lo anterior se genera la siguiente duda

¿Por qué es tan despreciada la figura de Norambuena?

Tal vez el principal hecho que genere malestar con respecto a la candidatura del señor Norambuena sea el partido político al cual está afiliado (UDI), pues su partido no solamente se ha demostrado como el partido más corrupto de la institucionalidad chilena, sino que además ha sido el principal defensor del modelo que neoliberal chileno, modelo al cual ha sido despreciado públicamente por el pueblo trabajador del país. Más bien, para el parecer de este autor, la molestia que genera la candidatura de este señor responde a un cumulo de situaciones que generan un profundo malestar en la ciudadanía Pudahuelina, dichas situaciones son:


1) El falso discurso de meritocracia de la UDI enfrentado al nepotismo ejercido por el partido: el pueblo siente una dura bofetada cada vez que la UDI y sus “independientes” comienzan a esgrimir sus discursos de “meritocracia”, pues a muchos nos queda claro que sus privilegios no provienen del esfuerzo. Sino que mas bien del nepotismo, es decir privilegiar a amigos y familiares. En este caso en particular, el candidato de la derecha mas dura no es ni ha sido nunca un agente social relevante en la comuna como para ser candidato a nada, pues este debe su candidatura al sencillo hecho de que es hijo del concejal eterno Bernardo Norambuena, y hermano del CORE Carlos Norambuena, que a su vez también es hijo del concejal. Es por esto a que muchos consideramos que su candidatura no es fruto al mérito propio, sino que más bien al intento de consolidar un clan familiar político, así como el clan Lavín, el clan Girardi o el mismísimo clan Carrasco.


2) La escandalosa remuneración recibida en la Municipalidad de las Condes, y desconexión total con la realidad y presupuesto de la comuna: Si bien desconozco a si este señor vive o no en la comuna, si es sabido que este personaje trabaja en la municipalidad de las condes recibiendo una remuneración de $9.089.433.- mensual. Si bien este hecho es relativo en lo que respecta a la competencia en cuanto a la dirección de una comuna, si es una manifestación de la desigualdades que viven Municipalidades de comunas populares como Pudahuel frente a comunas privilegiadas y exclusivas como Las Condes, dejando claro que existe una desconexión en cuanto a las realidades de cada territorio. Es más, es tal la desconexión que esta no solo se grafica en su remuneración del candidato frente a otros profesionales, sino que en las políticas que este desea implementar en la comuna, pues su principal objetivo es la contratación de drones y aumento de flota de camionetas de seguridad municipal, siendo que una comuna precarizada como la nuestra no puede darse ese lujo. Solo para graficar lo anterior, las condes percibe un ingreso per capita de $1.011.086.- mientras que Pudahuel recibe $418.940.- Este dato es bastante grafico no solo en cuanto a las desigualdades sino que en cuanto a la desconexión de la realidad de la comuna del programa de Norambuena.


3) La descarada tribuna ofrecida por diario Tropezón: como ya habíamos dicho este candidato no es relevante en ningún escenario social de este territorio, sin embargo a años previos de su candidatura hemos visto un estéril intento del medio “independiente” comunal por mostrarnos un supuesto liderazgo del candidato, el cual ni siquiera voy a desmentirlo pues es totalmente inexistente.

Tal vez muchos de los que leen este artículo pensaran que don Cristian es un pésimo candidato, a lo cual yo respondería contundentemente que tienen toda la razón, por los detalles que anteriormente enumeré.