Sobre la inmunidad inmoral del Estado de Chile y farmacéuticas en la vacunación por covid-19

Por Cesante Diletante

Independiente de la seguridad médica o sanitaria que puedan tener las vacunas de covid-19, ya se va conociendo el “amarre legal” inmoral al que se está prestando el Estado de Chile y este gobierno empresarial  en complicidad con las grandes farmacéuticas, una estrategia de contratos internacionales para “asegurarse” frente a todo tipo de responsabilidades y sanciones legales por causa de efectos negativos en la salud por la vacunación para covid-19. No es para nada sorpresivo, ya sabemos bien que el Estado de Chile es un Estado criminal, así como la elite política de este país. Lo sabemos desde la revuelta popular y desde siempre…

La historia de nuestro país nos lo ha enseñado de forma implacable…

Pero, con todo, es realmente impresentable el profundo grado de indefensión al que como pueblo chileno nos vemos sometidos en todo orden de cosas, total vulnerabilidad frente al acoso laboral en este país por parte de las grandes empresas… las zonas de sacrificio, la precariedad indignante de la salud pública, el robo permanente en el sistema de AFP, una lista que no acaba… 

Esta medida no nos sorprende porque sigue la regla… pero la costumbre no la exime de ser inmoral y abusiva, y es que es inconcebible que la gente no tenga forma de recibir justicia ni reparación frente a problemas de salud que pueda padecer producto de vacunas que, en opinión de la misma comunidad médica, no son totalmente seguras que, como explican los mismos expertos,

no han cumplido con los requisitos que históricamente ha debido cumplir la producción de vacunas para otras enfermedades (proceso de investigación científica de alrededor de cinco años, estudio clínico reconocido, etc.).

En el artículo “Vacuna contra el Covid 19: ¿gracias Señor Presidente?” del Diario Constitucional (https://www.diarioconstitucional.cl/articulos/vacuna-contra-el-covid-19-gracias-senor-presidente/), se explica que “Pfizer, como otras empresas, indicaron que imponen como cláusulas en sus contratos la exoneración de responsabilidad en caso de que un inoculado con su vacuna desarrolle efectos adversos”. Así mismo es explicado en el diario La Tercera, artículo “¿Quién responde por el eventual riesgo sanitario? …” (https://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/quien-responde-por-el-eventual-riesgo-sanitario-las-razones-por-las-que-laboratorios-que-venden-a-chile-la-vacuna-covid-estan-protegidos-de-responsabilidades-legales/VLSZWS73GVBJ7KVRBWE636DKSI/) se dice que “acá el gobierno chileno firmó contratos que eximen a los laboratorios a los que se compró millones de dosis de enfrentar demandas u otras acciones ante los eventuales riesgos sanitarios que traigan aparejados. El Estado responderá.”

Surge la pregunta natural… ¿Este Estado de Chile y este gobierno criminales responderán frente a perjuicios de salud en la población producto de las vacunas?, este Estado que con sus fuerzas represivas dejó ciegos y/o tuertos a más de 450 personas y provocó alrededor de 45 muertes durante la revuelta, ¿este Estado responderá?, este Estado que crea montajes, violenta y asesina al pueblo mapuche, ¿responderá?

Las farmacéuticas no responderán ya que este Estado ha firmado con ellas contratos que las eximen de responsabilidades legales, y este Estado al firmar se hace cómplice y copartícipe de tal medida…

Sabemos por mínimo sentido común que este Estado no responderá, que esta clase parásita no responderá, que nadie responderá… ¿Para qué sirve el estado de derecho si en estos casos no hay legalidad justa y coherente que proteja a la población sino la ley del poder privado transnacional, el autoritarismo inmoral de los poderosos? Sociedad capitalista desregulada disfrazada de paupérrimo y falsete estado de derecho.