Artículo de opinión: Del oportunismo a la cobardía y la propaganda

05/06/2020

A tan solo unos días de publicada la ley que autoriza el retiro del 10% de los fondos previsionales de las AFP, hemos visto como miles de chilenos comenzaron a cosechar un notorio triunfo contra el sistema previsional impuesto por la dictadura. Sin embargo, notorio es mi desagrado al comentarles, que en  este carro vestido de Victoria no solo vamos los que cultivamos este triunfo,  pues con nosotros van  polizontes intentando beneficiarse de un triunfo al cual fueron cero aporte.

Quizás todos vemos como una situación muy lejana, cada vez que el presidente, con su característica falta de pudor, intenta colgarse de aciertos ajenos, en los cuales no solo no tubo pito que tocar, sino que como si fuera poco, lucho con uñas y dientes para que los triunfos del pueblo no lleguen a cometido. Pues esa situación es replicada, y por lo tanto cercana, en nuestra comuna. Es así como he llegado a un nivel supremo de indignación tanto con el diario Tropezón y (su evidente candidato a Alcalde) como con el señor Cristian Norambuena (de la UDI por cierto).

Me indigna que uno de los representantes del “clan Norambuena”, tenga una constante tribuna en un medio que dice ser “comunitario”1, sino que indigna el cómo estos señores se burlan de la inteligencia colectiva del público intentando disfrazar la candidatura del señor Norambuena. ¡A quién quieren engañar!

Me hierve mi sangre ver al futuro candidato de la UDI por la alcaldía como intenta sacar provecho de una lucha en la que él no hizo nada. Peor aún, él es compañero militante del diputado Melero,  el único diputado del distrito (nuestro distrito)  que votó explícitamente en contra del proyecto del 10%,. Si el señor Cristian Norambuena tiene la desfachatez de intentar subirse al carro de la victoria, que al menos tenga los pantalones de interpelar la decisión de su compañero Diputado, o al menos de  descolgarse de la votación proferida por su partido.

No solamente es indignante la falta de pudor de este señor, sino que también lo pusilánime de los entrevistadores del diario tropezón, que además de no tocar el tema de la votación del compañero Melero, que por cierto fue bastante tocada en posteos previos a la entrevista, hicieron tiempo con preguntas en absoluto simplonas, siendo que el entrevistado, tal león al teclado, prometía en comentarios responder a lo que para muchos es un definitivo oportunismo.

Esto es sin duda una falta de respeto a todos los que peleamos, ya sea en las calles, las organizaciones y en las instituciones para que el proyecto fuese realidad, pues nosotros peleamos sin reconocimiento alguno, a conciencia de perder la vida o la libertad, por un interés colectivo y no para estar acomodando entrevistas simplonas para candidatos pésimos, emergidos de partidos traicioneros y carceleros del pueblo.

  1. No es un medio comunitario, pues carece de sentido de comunidad. No existe pluralidad de opinión, ni tampoco está presente en la vida comunal, ya que solo cubre actividades de los sectores más afines con su línea editorial