Sistema de salud al borde del colapso

Tras semanas de pandemia y de una lamentable y patética sed de triunfalismo de las autoridades, hoy nos encontramos con un panorama realmente complejo, con medidas que no han sido suficiente, más bien han sido criminales, poniendo un tinte autoritario propio de las dictaduras, pero que poco contribuyen para frenar la curva de contagios, evitar la propagación del virus y sus fatales consecuencias. Sin ser adivinos ni vaticinadores del futuro todo indica que estamos cerca del peack de la enfermedad y esta traerá consigo una situación insostenible para el sistema de salud chileno, principalmente para el sector público en donde se atiende el 80% de la población.
Las cifras de contagios aumentan de forma acelerada desde hace ya varios días, superando los mil casos diarios. Estas últimas son preocupantes, aun no llegamos a la quincena de mayo y tenemos un sistema de salud al borde del colapso. Por otro lado, el Gobierno, desde el primer momento ha hecho oídos sordos a las recomendaciones de los especialistas, su objetivo ha sido claro: privilegiar la economía.
A través de su cuenta twitter, la actual presidenta del colegio médico, la Dra. Izkia Siches, señaló el día de ayer, que “el gran aumento de pacientes críticos tensiona la red pública y privada da la RM. Le solicitamos a las autoridades acelerar traslados y la ciudadanía reforzar todas las medidas de higiene y distanciamiento fisco. Por favor”. Actualmente las camas UCI, en la Región Metropolita, tiene menos del 16% de disponibilidad.


Hoy el número de nuevos contagios llego a 1.647, llegando a un total de 28.866, dejando hasta la fecha una cifra de 312 persona fallecidas, el informe con más alto número de contagios informados por el Gobierno. El número de test diarios llegaría a los 12.780, sin embargo tienen un desfase de al menos cinco días hábiles desde el día que se hace la muestra, hasta que se entrega el resultado de este, vale decir es muy probable que las cifras sigan aumentando.
Hacemos un llamado a las vecinas y vecinos a cuidarse, tomando todas las medidas de higiene y de cuidado correspondiente. Sabemos que las medidas del Gobierno son insuficientes, no tienen como objetivo cuidarnos a quienes formamos parte del grueso de la población, la que se ha visto expuesta al uso diario del transporte público, a los despidos por necesidad de la empresa y a tantas otras exposiciones que limitan las posibilidades de prevenir los contagios. El gobierno ha puesto en juego la salud y la vida de millones de trabajadoras y trabajadores.
Hacemos un llamado a seguir construyendo lazos de solidaridad y apoyo entre nosotras/os mismas/os, favoreciendo el cuidado de la salud de la población más vulnerable, solo entre nosotros nos cuidamos. Frente al inminente colapso del sistema de salud pública. Y la profundización de la precarización de la vida. Solo el pueblo ayuda al pueblo.