Cárcel para niñ@s pobres y centro de persecución política; SENAME abre sus puertas a la ANI

Con fecha 21 de febrero del presente año se aprueba un convenio de colaboración y coordinación entre SENAME y la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), en simples palabras, la ya reconocida institución que vulnera sistemáticamente los derechos de l@s niñ@s firma un acuerdo con la continuación de los centros de tortura y persecución política heredados de la Dictadura de Pinochet.

Dicho documento pactado por Susana Tonda, Directora Nacional de SENAME y Gustavo Jordan director nacional de la ANI, establece como objetivos:

“Facilita a la ANI, el acceso a información que posee SENAME que es relevante y pertinente para producir inteligencia y efectuar apreciaciones (…)”
“Asistir a SENAME en la adopción de normar y procedimientos (…)”
“Desarrollar una alianza estratégica de cooperación institucional con el objeto de establecer vínculos para la ejecución de acciones afines al cumplimiento de los respectivos objetivos institucionales (…)”

Y es aquí donde recordamos, ¿Cuáles teóricamente son los objetivos de SENAME? Según ellos mismo declaran “Articular un sistema de protección y restitución de derechos que procure el desarrollo integral de niños, niñas y adolescentes, satisfaciendo las necesidades de protección y reparación”, ¿En qué momento ese sistema de protección incluye a los agentes estatales que tienen las manos manchadas de sangre?
Esta no es más que una nueva herramienta para acceder a los adolescentes presos de la revuelta popular (octubre 2019) y criminalizarlos. Además de obtener toda la información posible por dudosos medios.
Esta es una nueva negligencia de SENAME donde el interés político prima por sobre el bien estar de nuestros menores entregandol@s a la represión más refinada, quien ha orquestado montajes al pueblo Mapuche (como la operación Huracán), ha aplicado y ejecutado la ley antiterrorista con grupos subversivos anarquistas (caso bomba), ha estado envuelta en acusaciones por secuestro y tortura y ha encarcelado por cientos a nuestros presos políticos, antes, durante y después del estallido, siento su línea de acción la protección del poder estatal y la seguridad de los enemigos de nuestra clase.

Nos quieren en la casa calladitos y en la calle solo para producir, mientras ellos se preparan para reprimir a nuestro pueblo y abusan de quienes tantas veces han dado la cara. Recordemos que desde el mismo 18 Oct. Los y las secundarias fueron detenidos en masa, atropellados, secuestrados desde sus hogares, impactados por perdigones y formalizados por su activa participación en la renombrada “primera línea”, no solo en Plaza de la Dignidad, sino también en sus liceos, poblaciones y espacios de articulación.

Llamamos a la solidaridad con todos nuestr@s compañer@s menores de edad, y con todo los niñ@s que hoy se encuentran bajo la tutela de este nefasto organismo.